Nota: Entrevista realitzada per Josep Playà per La Vanguardia i publicada originalment en castellà

Entrevista La Vanguardia 2012
Entrevista La Vanguardia 2012

el 2012 en paper i aquí. El text i la impressió de pantalla poden ser susceptibles de tenir drets d’autor vigents

Cada segundo que pasa hay unas siete mil personas en el mundo que consultan Wikipedia en alguna de las 280 lenguas en que existe esta enciclopedia on line. Y aunque son legión los críticos de Wikipedia, cada día gana más adeptos, tanto de lectores como de facilitadores de contenido. Y Catalunya pasa por ser una de las áreas del mundo más activas.

Wikipedia es un producto relativamente nuevo. Nació en enero del 2001, en su versión inglesa, aunque ya se ha ganado el adjetivo de ser la “enciclopedia familiar del siglo XXI”. El resto de versiones se han consolidado poco a poco, ya que no se nutren de traducciones directas sino de las aportaciones voluntarias de los internautas. La Viquipèdia catalana vino a ser la segunda que apareció en todo el mundo, en marzo del 2001, casi en paralelo con la alemana, anticipándose en varios meses a la española. Fruto de ese carácter pionero y del entusiasmo de sus “mantenedores”, actualmente la versión catalana cuenta con 380.000 artículos, mientras que en la castellana hay 850.000, lo que si se compara con las respectivas comunidades parlantes refleja el activismo de los catalanes en esta materia. Otro detalle significativo es que en catalán hay 29 millones de visitas mensuales, por encima de la media.

Contrariamente a lo que sucede en las traducciones de enciclopedias, los contenidos difieren según las lenguas. El texto en castellano sobre Cristóbal Colón, con 190 referencias bibliográficas, se centra más en aspectos de su viaje, mientras que la versión catalana, sobre Cristòfor Colom, con 257 referencias bibliográficas, incide más en los distintos orígenes nacionales atribuidos al personaje, incluido el catalán. Sorprenden también otros detalles de las dos versiones en otros temas como la grafía de los nombres propios. Así, Vic se transforma en Vich o Sant Quirze del Vallès es San Quirico de Tarrasa en la versión castellana, pese a que ya no son los nombres oficiales.

En el año 2010, un grupo de editores de la versión catalana se constituyeron en la asociación Amical Viquipèdia con el objetivo de mejorar los contenidos culturales y establecer acuerdos de colaboración con museos, departamentos de política lingüística, centros de investigación… Entre sus acciones figura la de realizar reuniones puntuales en alguna ciudad a la que invitan a participar a expertos para mejorar determinadas entradas.

La primavera pasada nació otra asociación similar, Wikipedia España. Son este tipo de entidades las que organizan actividades para difundir y mejorar los contenidos. También, para ofrecer nuevas propuestas. Hace poco se celebró un concurso en 17 países denominado Wiki Love Monuments, y lograron recoger nada menos que 165.000 fotos de una larga lista de monumentos. Ahora se empieza ya a preparar un wikimaratón a nivel universitario, con una duración prevista de 60 horas, de la que pronto se tendrán más detalles.

Àlex Hinojo es el responsable de la Amical Viquipèdia y la fundación que dirige Wikipedia desde Estados Unidos lo ha nombrado “embajador cultural” de la Wikipedia en catalán. Dentro de pocos días tiene previsto viajar a Berlín para coordinarse de cara a futuras iniciativas. Además de ampliar la enciclopedia, el otro gran objetivo de personas como él es evitar los boicots o las trampas que cualquier internauta desalmado quiera introducir. “Según los últimos estudios, tres de cada cien ediciones responden a ideas vandálicas, generalmente introducidas por menores de edad”, dice Hinojo. Para quien no conozca el funcionamiento de Wikipedia, la sorpresa es grande al descubrir que cualquiera puede introducir nuevos contenidos, le basta sólo con registrarse. Excepto si introduce algunas palabras malsonantes (pipi, caca, puta…) que el propio robot interno desecha, o alguna falta de ortografía que el diccionario corrige automáticamente, todo lo demás entra directamente como información, tanto si se trata de un error como de una broma. Pero ahí está ese ejército de wikipedistas, atentos a todos los cambios, para corregir las falsas versiones. Hinojo forma parte de esas patrullas digitales. Él tiene acceso a una lista de los cambios introducidos y en aquello que constituye su ámbito más próximo, el mundo cultural, intenta cerciorarse de su veracidad. “En Catalunya hay 200 wikipedistas que forman el núcleo duro, los que realizan más de cien ediciones al mes, y entre ellos estamos los 60 socios de la Amical; luego hay unos 1.500 que pueden considerarse editores activos, que son aquellos que realizan entre 3 y 5 ediciones al mes. Y hay unas 100.000 personas que alguna vez han realizado alguna aportación o cambio y por esa razón están registrados”.